Visitantes recientes

sábado, 22 de enero de 2011

HOMENAJE A MI MADRE 1ª parte


Hola amigas hoy hace tres años que mi madre se fue de mi vida tras pasar unos años sumida en el olvido que le produjo la enfermedad de Alzheimer, y hoy quiero ofrecerle un homenaje porque fue la persona que que a mis hermanas y a mi, nos enseñó a coser, ella amaba las labores y desde siempre la vi cosiendo o haciendo ganchillo, habilidad que una de mis hermanas a continuado realizando, os quiero enseñar una de las primeras labores que ella me enseñó, por lo que ella me contó tendría unos 6 ó 7 años cuando en las horas de siesta en las que no queríamos acostarnos nos entretenía en lo que ella bien sabía hacer, esta pequeña muestra la encontré en una ocasión, siendo ya muy grande en una bolsa, en un doblado, como se dice aquí en Extremadura ( parte alta de las casa que se utilizaba de trastero), y me produjo una gran ternura y la guardé con muchísimo cariño.



Supongo que cuando era pequeña preferiría estar jugando a tener que estar sentada cosiendo, la verdad que no lo recuerdo, pero lo que si sé es que le agradezco enormemente haberla visto siempre con una labor en las manos, porque a mi es algo que me apasiona y  es una maravillosa  herencia la que me ha dejado, teniendo ya perdida la capacidad de poder hacer cosas le dabas una aguja de ganchillo y se entretenía con ella, fue una mujer maravillosa que me ayudó a ser lo que soy y estuvo ayudándonos siempre que pudo, y cuando enfermó siempre fue buenísima y pocas veces se quejó




podéis observar lo infantil del dibujo y de la labor, yo solo he tenido dos hijos varones, pero me alegraría tener algún día una nieta para poder enseñarle lo que mi madre me enseñó a mi




esta otra labor la debí hacer cuando tendría más edad, y aunque inacabada, también la guardo con mucho aprecio, es de punto de cruz y era cuando se hacia en telas de lienzo moreno como ella lo llamaba y con cañamazo, este lienzo, era moreno de verdad, color café, pero era algodón 100% que con los lavados  y el azulillo que ella le añadía,se volvía de un blanco inmaculado y con esa tela se hacían sábanas preciosas, en otra entrada os enseñaré unas sabanas realizadas por ella. 
Mamá no te olvido y gracias por lo que me enseñaste

10 comentarios:

  1. Estoy segura que cuando tengas nietas seras una magnifica abuela que le enseñaras las labores y dejaras que te hagan todas las perrerias del mundo.El homenaje a tu madre ha sido precioso, seguro que a más de una le has hecho recordar esos tiempos, hasta pronto

    ResponderEliminar
  2. Magarli, preciosa esta entrada!!!! qué bonitos recuerdos tienes de tus primeras puntadas que tu madre te enseñó...me imagino la emoción que sentiste cuando encontraste tus primeros borados, guárdalos como oro en paño para que tus nietos tengan la oportunidad de verlos. Un besote

    ResponderEliminar
  3. Manuela:
    ¡Que bonito que le hagas este homenaje a tu madre y además nos enseñes tus primeras labores.
    Ya sabes.."El que a los suyos parece honra merece".La tendré en mis oraciones.
    Un abrazo desde Zaragoza.

    ResponderEliminar
  4. hacemos lo que nos han enseñado y si lo han hecho con amor, se nota.
    Qué gracia encontrar tus primeros bordados.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Te he encontrado por casualidad como casi siempre pasa en este mundo bloguero y no he podido resistirme a ponerte un comentario. Yo me veo reflejada en todo lo que dices y aunque mi madre aún está en este mundo, desde hace un año también está con Alzheimer y no sabe ni quién es. Cuanto la hecho en falta pues disfrutaba un montón cada vez que le enseñaba algunos de mis trabajos. Por eso puedo imaginarme como te sientes.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Magarli, qué bonita entrada. A ella seguro que le gustará verte haciendo lo que a ella más le gustaba.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Unos recuerdos entrañables, un beso

    ResponderEliminar
  8. Hola Magarli, visitando a Maritza en Puntadas y mas puntadas hice enlace con tu blog, me dejaste toda emocionada de amor con tu entrada, porque yo también soy herencia de ver a mi madre siempre sentada en su maquina de coser para darnos el sustento. Me encanta que tengas tantas recuerdos lindos de tu niñez y esa admiración por tu madre, porque es el amor mas incondicional que tenemos en esta vida, recuerda a tu mami así bonito y con orgullo es la única manera de rendir tributo Dios siempre se sirve de lo bueno. Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  9. Holaaa!!muy bonitos recuerdos,,que gamas se olvidan,gracias por mostrarlos.
    Un fuertisimo abrazo
    Angeles

    ResponderEliminar
  10. Hola Manoli,hasta hoy que no vi ese homenaje a tu madre ,pues no tengo mucho tiempo por las razones que ya conoces,me parece lleno de AMOR Y TERNURA hacia quien debio de ser una GRAN MUJER Y UNA MAS GRANDE MADRE,yo te comprendo perfectamente porque a mí me une a la mía un AMOR igual de fuerte,afortunadamente yo todavia puedo gozar de élla,pero como tu bien dices son mujeres hechas de otra materia,la mía no tuvo madre murio cuando élla sólo tenia tres mese de vida,y no tuvo quien la enseñara labores y esta orgullosisima de que nosotras sepamos hacerlas porque dice que élla es una ´´vieja´´ muy desaprovechada ,sin embargo yo no opino asi para mí élla es la MÁS GRANDE AUNQUE SUS MANOS NO TRABAJEN TRABAJA SU CORAZON.Un abrazo de Katy y mio.María luisa

    ResponderEliminar